sábado, 8 de marzo de 2008

POSE 4


Postura del jinete
El hombre se acuesta bocarriba, mientras que su compañera se arrodilla por encima de él, rodeando las piernas del hombre con las suyas. La mujer controla la amplitud de los movimientos, tanto verticales como horizontales, para aumentar las sensaciones en el clítoris y las paredes vaginales o para que el hombre pueda alcanzar el orgasmo más rápidamente.
Ventajas
La mujer se encuentra más libre y activa: escoje el ritmo, la velocidad y el tipo de movimiento.
El hombre adopta una actitud pasiva, lo que le permite concentrarse en las sensaciones placenteras, al mismo tiempo que acaricia la espalda de su compañera.
Inconvenientes
No es una postura muy original, por lo que tras varios minutos de estimulación, es conveniente pasar a otra cosa.